Embajada de Suiza en México

Roger von Gunten

Roger von Gunten

Ingreso al taller de Roger von Gunten y la luz cálida de su espacio sensibiliza mis sentidos de una manera especial. Los colores de sus cuadros cautivan rápidamente y me nace una gran curiosidad por saber más acerca de este conocido pintor y escultor suizo y de su mundo de la plástica. Me llama la atención que muchos de sus cuadros muestran puntos. Los puntos, tan insustanciales que pudieran parecer a personas novatas como yo, adquieren un significado y una dimensión completamente diferente al final de nuestra entrevista.

Roger von Gunten nació en Zurich en 1933. Su padre era contador y se dedicaba a la pintura durante los fines de semana, lo que le permitió a von Gunten familiarizarse desde pequeño con ese arte. Él quería ser músico, pero no encontró su vocación en la música y desde entonces se ha dedicado a las artes plásticas. Estudió pintura y diseño gráfico en la Escuela de Artes y Oficios en su ciudad natal, escuela dirigida en aquel entonces por el gran teórico del color Johannes Itten, quien, según von Gunten, "supo organizar la dinámica del color y explicarla de una forma congruente y práctica". A lo largo de la plática, von Gunten vuelve en repetidas ocasiones al tema de los colores y la teoría de Itten; resulta muy interesante escucharlo hablar de los colores en términos de estructura y no de decoración.

Llegó a México en 1957 junto con un amigo con la intención de hacer un viaje por la Carretera Panamericana que ya había sido inaugurada y dirigirse hasta la Patagonia, pero en Manzanillo, Colima, se quedó cautivado por México. "Sentí que era un país-nación en comparación con los países europeos más bien países-región; me gustó la cultura del corazón y el contacto con la gente", relata R. von Gunten. En aquel entonces viajaba mucho y sin tener un destino concreto. No tenía tantos contactos, pero al cabo de un tiempo tuvo la fortuna de establecer lazos con la Galería Antonio Souza, la única galería que no exponía obra de los clásicos muralistas de la época, lo que, a su vez, le permitió incorporarse al movimiento de pintores de La Ruptura, una generación que se distinguió por crear obra de forma muy libre y no apegada al estilo característico de la época. El movimiento se consolidó con una exposición en Bellas Artes que se llamó Confrontación 66. Recuerda von Gunten uno de los titulares publicados en la revista Alarma a raíz de dicha exposición, donde hubo cabezas y cuadros rotos: "Gran trifulca de artistas en Bellas Artes". Dos años más tarde y como consecuencia de los problemas por la Matanza de Tlatelolco, estos pintores llevaron a cabo un salón independiente en dos ocasiones, lo que consolidó de manera definitiva el arte contemporáneo de la nueva generación, la Generación de la Ruptura.

Roger von Gunten tiene una destacada trayectoria y ha hecho una gran labor artística durante muchos años. Ha impartido innumerables cursos en toda la República Mexicana, sobre todo el curso relativo a la teoría de color de Johannes Itten. Suman más de 100 exposiciones que ha realizado en México y ha expuesto tanto de manera individual como colectiva en Suiza, Alemania, Inglaterra, España, Colombia, Indonesia, Japón, Cuba y Estados Unidos entre otros. Desde 1993 forma parte del Sistema Nacional de Creadores de Arte y en octubre de 2014 Roger von Gunten fue distinguido con la medalla de Bellas Artes, el máximo galardón que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes. Entre sus obras más famosas destacan las siguientes: Tiempo de despegueHallazgos y SingularidadesEscenas de CircoNocturno TropicalCosta con VolcánBuda con Flores y Desnudo con Monte y Máscara. En el puerto de Manzanillo se encuentra una escultura de su autoría que se llama La Pescadora.

Volvamos al punto inicial. "¿Frente a una tela blanca, pequeña o grande, cómo nace un cuadro suyo, Sr. von Gunten?", le cuestiono. "Con un punto", me responde. "Un punto ya desequilibra la tela, a diferencia de un texto; muchas veces se habla de la lectura de un cuadro, pero la lectura de un texto requiere que uno empiece aquí y termine allá. La pintura en cambio es un recorrido sobre toda la superficie. Es un diálogo con la tela."

Antes de finalizar deseo compartir con el apreciable lector otro punto más en forma de chiste, famoso por cierto, que me compartió el Sr. von Gunten. Le pregunta un amigo a otro amigo: "¿Te gusta este cuadro?", y su amigo le responde, "no lo sé, aún no he leído el texto". El espectador suele limitarse; el mundo de cada pintor es interminable.

© Asociación Suiza de México, AC - Investigación y redacción: Ursula J. Stump Diestel


Cuerpo con Cosas - Acrílico y tela - 170 x 140 cm - 1993  Foto U. Stump, cortesía R. von Gunten

Cuerpo con Cosas - Acrílico y tela - 170 x 140 cm - 1993
Foto U. Stump, cortesía R. von Gunten

image - footnote