Embajada de Suiza en México

Salud

Salud

Suiza tiene uno de los sistemas de salud más eficaces del mundo. Los suizos, junto con los japoneses, tienen la esperanza de vida más alta del mundo: 80 años para los hombres y 84.5 años para las mujeres. Del mismo modo, el país alpino se ubica dentro de los primeros lugares en materia de acceso a la salud y demás indicadores de salud, como por ejemplo mortalidad infantil.

¿Por qué Suiza tiene tal éxito? primero, porque la política de salud pública es una prioridad absoluta. El país dedica 11.4 % de su PIB al sector, lo cual equivale a 4,491 dólares per cápita y coloca a Suiza entre los países de la OCDE que más invierten en este rubro.

Segundo, los suizos tienen acceso a lo último en medicamentos, terapias y tecnologías médicas. Cuando la industria saca un nuevo producto, en primer lugar se comercializa en Suiza y de ahí al resto del mundo.

Tercero, la prevención es un pilar esencial de la política nacional de salud. Desde hace 25 años, Suiza fue de los primeros países del mundo en desarrollar campañas masivas para prevenir a la población sobre los riesgos del SIDA, el tabaquismo, la diabetes o la obesidad, entre otros temas. En 2012, la Confederación Helvética invirtió más de 1.5 mil millones de dólares en la política de prevención, lo que representa 2.1% del total de los gastos en salud. Ciertamente la prevención tiene una importancia de primer nivel.

Cuarto, Suiza es el país más innovador del mundo en materia de salud, y eso se debe a la estrecha colaboración entre las universidades de excelencia y las numerosas empresas farmacéuticas como Novartis y Roche y, de sectores vanguardistas como biotech o medtech.

Lo anterior se complementa con un sistema político estable, una infraestructura excelente y una mano de obra fiable, enfocada en la alta calidad y altamente educada. Gracias a la disponibilidad de una fuerza laboral calificada, la innovación de estas instituciones es enorme y el mundo se beneficia de los avances que logran, produciendo cada día nuevos medicamentos y vislumbrando la tecnología médica del futuro.

Es importante mencionar que esta industria es uno de los motores de la economía suiza. El sector farmacéutico-biotech contribuye al 6% del PIB y representa una tercera parte de las exportaciones suizas. De hecho, es un sector muy internacionalizado, ya que 98% de sus productos son comercializados en el exterior. Empresas como Novartis y Roche emplean a más de 40,000 personas, de 150 nacionalidades diferentes, conformando el clúster de salud más importante de Europa.

La industria farmacéutica reinvierte la mayor parte de sus ganancias en investigación y desarrollo (I&D). Por ejemplo, en la región de Basilea, la I&D representa más de 14% del PIB regional, un nivel mucho más alto que en cualquier otro clúster farmacéutico del mundo.

Gracias al enfoque en la innovación, el sector farmacéutico tiene la productividad más alta de la industria suiza. En promedio, un empleado genera un valor de 650,000 dólares. En cuanto al sector medtech, Suiza ostenta uno de los lugares más destacados en esta industria, con el grado de especialización más alto en el planeta. La industria cuenta con 1,450 empresas tales como Sonova, líder mundial en producción de aparatos auditivos médicos, que emplea alrededor de 52,000 personas y representa 2.3% del PIB del país.

México y Suiza pueden desarrollar una colaboración más estrecha en materia de salud, para que los avances farmacéuticos y medicinales, así como las experiencias en materia de salubridad y prevención puedan beneficiar tanto a los mexicanos como a los suizos. Suiza está lista.

 
 

Image — footnote