Embajada de Suiza en México

Teddy Stauffer (1909-1991) y André Toffel (1916*)

Teddy Stauffer (1909-1991) y André Toffel (1916*)

Forever is a hell of a long time se titula la autobiografía de Ernest Heinrich E. Stauffer - Teddy Stauffer o Mr. Acapulco - publicada en 1976. Teddy Stauffer fue famoso por su talento musical en toda Europa con su banda Teddy Stauffer & The Original Teddies. En esta ocasión deseo compartirles un extracto del testimonio de Alejandro González M., que fue Secretario de Turismo en el Estado de Guerrero en dos ocasiones y lo consideró su amigo; los testimonios resultan muy enriquecedores porque nos regalan una nueva mirada acerca del popular personaje:

P: ¿Qué recuerdos tiene Usted de Teddy Stauffer? 

R: "Teddy fue un personaje muy querido, muy respetado, muy reconocido. Conviví muchas veces con él, yo me incorporé al jet-set por razones de mi trabajo de relaciones públicas, porque a Acapulco venía la crema y nata de Hollywood. Teddy fue un ciudadano acapulqueño honorario que se codeaba con las grandes personalidades. Traía un bagaje de artista por su famosa banda musical. Era todo un galán, un playboy, el título de su libro hace alusión al matrimonio. El forever no existe puesto que Teddy se casó 5 veces. Por decisión de Teddy sus cenizas se quedaron aquí en Acapulco, una bahía que siempre amó."

P: ¿En su opinión cuál fue la aportación de Stauffer al puerto de Acapulco? 

R: Gracias a su visión que tenía del mundo creo que él vino y le aportó mucho a Acapulco, le doy mucho crédito en ese sentido. Teddy coincide con un hotelero importante en México que construye aquí el Hotel Casa Blanca a donde mandan a Teddy. En Casa Blanca instaló un restaurante que se llamaba Ciro, muy chic. De esa forma le dio un empaque de lujo a la zona, porque Acapulco era un pueblo de pescadores con una belleza natural, un clima, playas, todo bello, pero era un pueblo. También tuvo la visión de los muchachos que se echaban el clavado, un espectáculo único en el mundo, en La Quebrada, Teddy creía que había que explotar el concepto y por ello nace el club nocturno La Perla. Hay vestigios de la gente bonita que venía a La Quebrada a ver el espectáculo. Además, Teddy fundó la primera discoteca en Acapulco, el Tequila Go-Go, de hecho la primera discoteca en América."

P: Mucha gente dice que aquí comenzó la nueva ola del turismo del mundo, no había ese tipo de turismo de jet-set y Acapulco fue el boom del turismo moderno y de la high society. 

R: "Sí, así fue y la gente bonita jala gente bonita, porque a pesar de que era un lugar de difícil acceso - Erroll Flynn venía en yate y traía a toda la palomilla de amigos y amigas - el glamour que traía Teddy lo puso en Acapulco, él fue no el único, pero sin duda fue un personaje importante que le aportó mucho glamour a la época."

P: Y de la parte de ustedes, la parte mexicana, los acapulqueños, ¿era muy exótico que un suizo se integrara? 

R: "Acapulco fue en realidad la residencia de muchísimos extranjeros. Recuerdo muchos personajes como Gunter Sachs, Ursula Andress, ella venía muchísimo a Acapulco. Era una palomilla de famosos que venía continuamente."

P: ¿Alguna anécdota en especial que nos quiera compartir de Teddy? 

R: "Alguna en concreto, no. Teddy era un Golden Boy, era un tipazo, siempre tuvo que trabajar, a él lo contrataban por ser una marca famosa por haber vivido y convivido con todo el jet-set y era una marca muy atractiva, un buen branding. El tiempo que tuve de convivencia con él fue un deleite, siempre fue una persona sencilla, increíble".

André Toffel fue otro músico suizo que dejó huella. También se distinguió por su sencillez y nunca "fue de pose". Cuenta la esposa de André Toffel que tuvieron una "relación de amistad muy duradera" con Teddy Stauffer. "Teddy era como un hermano mayor para André, éramos su familia en México", añade. Los amigos de juventud y compañeros en la banda The Original Teddies dejaron Europa posiblemente sin tan siquiera imaginar que algún día trabajarían juntos en México.

Desde muy temprana edad, André Toffel aprendió música de canto y piano. Era fanático de grupos musicales del mundo, como era el caso de la banda Los Original Teddies. Así conoció a Teddy que invitó al joven Toffel a integrarse una temporada en la banda como cantante. Posteriormente hicieron giras por Francia, Holanda y durante mucho tiempo en Alemania; en Berlín, tuvieron un gran auge y alcanzaron la fama en los años '30. Sin embargo, su éxito en Berlín se vio truncado por el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Presenciaron la Noche de los Cristales Rotos, momento cuando decidieron que era tiempo de dejar ese país, lo que finalmente disolvió la banda y cada uno de los integrantes comenzó a trabajar por su cuenta.

André Toffel llegó la primera vez a México invitado por el realizador Y. Allégret para hacer una película en Veracruz, Los Orgullosos, con Michèle Morgan, Gérard Philipe, André Toffel y Carlos López Moctezuma entre otros. Tiempo después de casó y se fue a trabajar a París, donde cantaba y grababa música. "Así fue su vida, cambiando de un lugar a otro", comenta Ma. Elena Quiñones de Toffel, esposa del renombrado músico y cantante.

Los dos grandes músicos se dejaron de ver largo tiempo hasta que Teddy Stauffer buscó André Toffel en París. Así retomaron el contacto y Teddy lo invitó a Acapulco a inaugurar el club nocturno La Perla, donde André Toffel cantaba la célebre canción La Mer de Charles Trenet, un éxito grandioso de la época. También cantaba en Ciudad de México en diversos clubes nocturnos, famosos de la época, como El Patioy el Salón de los Candiles del Hotel del Prado. Volvió una segunda temporada a Acapulco con su esposa, pero tiempo después regresó a Europa por cuestiones de salud de su primera esposa quien falleció al cabo de unos años. Durante esa época trabajaba en Europa y EEUU, principalmente en Los Ángeles y en Nueva York. Decidió regresar a México en 1952 invitado por el entonces gerente de los discos CBS, Mike Kessler que lo contrató como director artístico. De la CBS se cambió a Polygram, luego representó a la Deutsche Grammophon y luego a Philips. Dejó a un lado las presentaciones, la televisión y se dedicó más a los negocios de los discos. "Viajó muchísimo durante toda su vida", explica Ma. Elena Quiñones de Toffel. "Era el representante de Polygram en Latinoamérica y Estados Unidos y el responsable de otorgar nuevas representaciones en esas regiones".

Siendo director artístico en la CBS, A. Toffel identificó varios talentos musicales mexicanos como Los PanchosCuco Sánchez y El Pirulí. Todas sus actividades se centraron siempre en la música. También hizo programas musicales, series de televisión para Nestlé, Good-Year y Café Oro, es decir, se destacó como cantante, músico y actor. En 1956 conoció a su segunda esposa, Ma. Elena Quiñones y tienen tres hijos que también se desempeñan en el ámbito musical y artístico.

Gracias a la dedicación y a la música de los legendarios Teddy y André (Billy), Acapulco fue promovido y se hizo famoso en muchos rincones del mundo a través de la radio; gracias a su música y pasión le regalaron al puerto de Acapulco una época dorada. "Teddy puso a Acapulco en el mapa", comenta la Señora Toffel.

André Toffel es el único testigo de Los Original Teddies, una banda musical que causó furor y que revolucionó aquella época. Ma. Elena Quiñones de Toffel nos regaló un trocito de la exitosa trayectoria de A. Toffel gracias a su libro de memorias, un acervo meramente familiar.

© Asociación Suiza de México, AC - Investigación y redacción: Ursula J. Stump Diestel


Autobiografía (1976) de Teddy Stauffer

Autobiografía (1976) de Teddy Stauffer