Embajada de Suiza en México

Toni Kuhn

Toni Kuhn
(*1942)

Toni Kuhn es un conocido cine-fotógrafo que ha dejado huella. En la terraza de su inmenso jardín en Tepoztlán, Morelos, lo escucho y me parece que su trayectoria cinematográfica se distingue ante todo por su dinamismo. Basta con ver su filmografía para constatarlo. Nació en 1942 en Biel-Bienne, Suiza y llegó a México a la edad de 22 años. Antes de partir de viaje ya había iniciado sus estudios de Historia del Arte en Suiza y aunque en cierto momento sintió el dilema de regresar a Suiza y concluir sus estudios, finalmente diversos factores determinantes lo llevaron a establecerse en la capital del país. "Vine por tres meses y me quedé 50 años en México", agrega Toni, un país con el que se vinculó de manera muy rápida. Con una base bilingüe de casa, no tardó tampoco mucho tiempo en dominar el español de México.

En su infancia su padrino le había obsequiado una cámara de 8 mm que, como él dice, "me traía loco". Había visto la película Un condenado a muerte de Robert Bresson que despertó en él la fascinación por el manejo del lenguaje cinematográfico. En 1966, dos años después de su llegada a México, inició sus estudios en el CUEC, Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Autónoma de México, y a pesar de sus dificultades con el idioma aprobó los exámenes que marcaron el inicio de su carrera cinematográfica. Llegó el movimiento del '68 y las experiencias difíciles de los estudiantes profundizaron su proceso de arraigo en México. Su generación fue una de las primeras del CUEC y Toni Kuhn tuvo como compañeros a futuras figuras del cine nacional como Alfredo Joskowicz, Graciela Iturbide, Francisco Gaytán, Leobardo López y Bosco Arochi entre otros.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas AC, de la que Toni Kuhn es miembro activo, muestra la impresionante filmografía de Kuhn que parece interminable. Entre largometrajes, cortometrajes y documentales la lista asciende a más de 130 títulos en los que ha colaborado desde 1966 a la fecha. Asimismo, se ha desempeñado como docente desde 1978 en el CUEC, el CCC (Centro de Capacitación Cinematográfica) y en Arte 7 en México y en el año '88 en la Escuela Internacional de Cine en la Habana, Cuba. "Es bonito cuando te topas en la calle con algún estudiante y te dice que le dí clases en alguna escuela de todo el país. También siento que es nuestra obligación transmitir nuestras experiencias a los jóvenes", explica Toni. Cabe destacar que Toni Kuhn recibió la Beca Guggenheim y fue premiado con 4 Arieles y 1 Heraldo.

Abordando brevemente el tema de su trabajo como cine-fotógrafo en un rodaje, Toni Kuhn nos explica con mucha claridad su visión al respecto: "El cine es una cosa totalmente circunstancial. Yo no creo que hay un método para realizar una película, porque depende del guión o de la historia y en cada filmación nos encontramos en una situación diferente. Además, soy de la idea que cuando tu estás alumbrando un espacio estás totalmente ligado a como se manifiesta el espacio donde te encuentras". Luego nos comparte una comparación muy ilustrativa: "La cuestión de fabricar un reloj o hacer una película son dos cosas muy distintas, porque fabricar un reloj tiene métodos, las piezas tienen su medida, el ensamble se hace de una manera muy exacta y en el cine cada vez que empiezo una película yo me siento como en el salón de clase del 1° año de primaria, porque siento que en cada historia hay que reinventar su estilo para obtener un resultado que valga la pena. No hay métodos en el cine, hay experiencia que sí sirve", termina.

Toni Kuhn se ha dedicado también a la foto fija. Su primer libro con el título Otros sueños me llama de inmediato la atención; se trata de un libro cuadrado y escrito en cinco idiomas, incluyendo el japonés. Veo las fotografías del libro y me parece que capturan y plasman pedacitos del tiempo. El libro que Toni Kuhn está a punto de publicar está estrechamente ligado con su profesión como cine-fotógrafo y presentará 218 fotografías con textos de 68 autores que se titulará La noción del tiempo.

Hablando de las huellas que él ha dejado en México y viceversa, el experto en espacios e imágenes me regala una que no voy a olvidar fácilmente: "Yo creo que la patria ya no es un país, ni un lugar en particular, la patria es el mundo. Además, como lo dijo Miriam Ponce en mi libro, la poesía no tiene nacionalidad". Su nuevo libro mostrará en sus últimas páginas cuatro fotografías, una serie de fotografías titulada Sin dejar huellas.

© Asociación Suiza de México, AC - Investigación y redacción: Ursula J. Stump Diestel


Cine-fotógrafo y fotógrafo Toni Kuhn Foto cortesia

Cine-fotógrafo y fotógrafo Toni Kuhn
Foto cortesia

Cine-fotógrafo y fotógrafo Toni Kuhn  Fotografia Nadia Altamirano

Cine-fotógrafo y fotógrafo Toni Kuhn
Fotografia Nadia Altamirano